INSTITUCIONAL

La vida tiene el brillo de sus ojos. Nos abrazan alzando sus brazos entre los árboles. Espacio Cultural Nuestros Hijos. ¡Sí! Nuestros increíbles, hermosos y amados hijos.

Hebe de Bonafini

INTRODUCCIÓN

Un espacio cultural es naturalmente un espacio de vida. De vida compartida, entrelazada, en movimiento.

Un espacio cultural es un lugar para que una comunidad reavive su capacidad identitaria. Para que una comunidad se repiense desde su quehacer, desde su querer, desde su soñar, haciendo que interactúen pasado, presente y futuro en una constante búsqueda creativa.

La herramienta excluyente para que este acontecimiento, casi tribal, se concrete, es el lenguaje universal de la belleza con que el hombre ha sabido enaltecer su espíritu. La belleza en las formas y en lo profundo del contenido. La belleza capaz de resplandecer, aun en el horror, como una necesidad humana irrenunciable de decir de sí más allá de lo visible, de lo tangible, de lo posible.

La creación, sin duda alguna, es un acto de amor y como tal reúne a la comunidad en un intento superador y liberador como ningún otro estímulo.
Un espacio cultural le da amparo y marco a este estímulo. Le da sentido y referencia.

Este Espacio Cultural, en especial, abre sus puertas a la luz de la lucha, del amor, del compromiso con la vida que sólo pueden tener las Madres de la Plaza de Mayo.

Por eso se llama Nuestros Hijos, e irrumpe en la historia con el peso incuestionable de su propia historia y levanta la cabeza y se instala ante nuestros ojos y nuestra esperanza como una lámpara encendida que jamás apagará su llama.

Y nos convoca a construir un sitio intransferible para que donde hubo odio haya amor, para que donde hubo muerte haya vida.

Las puertas están abiertas y en su interior ya hay gente trabajando con alegría.

Bienvenidos.

EL PROYECTO DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO

La puesta en marcha del Espacio Cultural Nuestros Hijos se dividió en etapas claramente diferenciadas por sus objetivos.

La aspiración de máxima es lograr convertir al ECuNHi en una Universidad de Artes que dé respuesta concreta de capacitación a la población de la ciudad, del país y del mundo, y que se caracterice por poseer contenidos académicos de excelencia. La etapa originaria se destacó, precisamente, por instalar como base fundante los cuatro pilares sobre los que el ECuNHi organizó su actividad: artes visuales, letras, música y teatro, a las que luego se sumaría musicoterapia.

Estas áreas proponen talleres, cursos, seminarios, conciertos, clínicas, proyecciones audiovisuales y cinematográficas, exposiciones, exhibiciones, charlas, debates, clases magistrales, espectáculos para chicos y para grandes, presentaciones de libros, festivales, recitales, representaciones teatrales, performances, actividades interdisciplinarias, danza… En fin, tareas todas inherentes a las necesidades expresivas que se han ido perfilando y para las cuales se han abierto estas puertas a la creatividad y, por ende, a la imaginación.

Nuestra mirada abarca también la necesidad de crear extensiones que nos permiten salir a la búsqueda de sectores que, por exclusión social, jamás accederían a estas actividades culturales creativas que proponemos.Nuestro objetivo, en este sentido, estará logrado cuando hayamos podido integrar a estos sectores a cada una de las propuestas que estamos anunciando en el ámbito preciso del Espacio Cultural y no fuera de él.

Una descripción somera de nuestro Espacio Cultural no puede soslayar la mención de nuestros dos programas nodales (los Talleres de arte para adultos mayores y El ECuNHi hace escuela). También contamos con dos organismos musicales propios: el Coro ECuNHi y la Orquesta  Infantil y Juvenil “Don Alguito Algas”.

En fin, nos tocó la maravillosa tarea de abrir las puertas de un lugar en donde podemos encontrar los espejos en los que queremos mirarnos.

Las etapas venideras serán de crecimiento constante, sobre todo la próxima, en la que afianzaremos el desarrollo de la enseñanza gradualmente concebida, para llegar alguna vez a convertir estos talleres, seminarios y cursos en eslabones necesarios, por complementarios, de las distintas carreras artísticas que propondremos.

Todo se está haciendo. Confiamos en nuestra decisión profunda y en la convicción con que estas puertas se han abierto.Las Madres quieren que en este Espacio Cultural los hijos, todos los hijos, utilicen la luminosa herramienta de la imaginación para construir el porvenir.

Que así sea.

Teresa Parodi, directora del ECuNHi